Inmaculada Chuliá Blanco
Tècnica restauradora de l’IVCR+I, i delegada de la Generalitat en la Comissió Nacional de Plans de Seguretat i Evacuació de Museus.

Doctora por la Universidad Politécnica de Valencia, en el programa de Ciencia y Restauración del Patrimonio Histórico Artístico en el 2015, y Licenciada en Bellas Artes, con las especialidades en Pintura y Conservación y Restauración de Bienes Culturales (1984-1991), por la Facultad de BBAA de Valencia, donde curso el doctorado y obtuvo el DEA  investigando sobre los fenómenos inductores de las emergencias y procedimientos de rescate en Patrimonio cultural.

Desde 1991 trabaja para la Generalitat Valenciana como restauradora de pintura de caballete, y desde el 2006 pertenece al equipo de técnicos del Institut Valencià de Conservació, Restauració i investigació mediante concurso oposición.

Sus investigaciones están relacionadas con la gestión de las emergencias en el Patrimonio Cultural y las estrategias y capacidades de asistencia técnica.

Pertenece desde 2015, a la comisión de seguimiento del Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en el Patrimonio Cultural, que se creó por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para dar una respuesta rápida por emergencia o catástrofe que afecte al Patrimonio cultural.

Imparte docencia en el Máster de Patrimonio cultural: identificación, análisis y gestión, de la Universidad de Valencia desde el 2016, con formación como “Introducción a las emergencias del patrimonio cultural y la respuesta institucional” y la “Identificación de los diez agentes de deterioro para el Patrimonio”.

Actualmente es profesora en la Universidad de Valencia en el Titulo propio de expertos en protección del Patrimonio.

Responsable y coordinador del grupo de intervencion para el rescate y salvaguarda del patrimonio cultural creado para  el GranSimulacro#Torreviaja de 2018, organizado por la Agencia valenciana de Seguridad y Respuesta a Emergencias, IVASPE.

Tiene artículos publicados sobre los procedimientos, estrategias y capacidades de respuesta en emergencias.

Plans de seguretat i evacuació de museus

Los museos deben estar preparados ante la posibilidad real de una emergencia, y sobre todo, deben estar organizados de forma protocolizada para el rescate de sus colecciones, aun antes de que el siniestro se produzca. Cualquier emergencia que afecte a los fondos de un museo desencadenará el caos y provocará una situación estresante que se complicará sin un programa de actuación, si no se ha contemplado previamente.

No es suficiente tener un plan de autoprotección, obligatorio por el RD 393/2007 y que establece el marco orgánico y funcional previsto para prevenir y controlar los riesgos sobre las personas, además, se necesita disponer de un plan específico de salvaguarda y asistencia para sus colecciones, donde estén consideradas todas las estrategias posibles de rescate y evacuación.

Estas medidas son complicadas, por las especiales características de las colecciones artísticas, por las diferentes situaciones posibles de emergencia y las necesidades de intervencion de los equipos de rescate de diferentes disciplinas; que a través de una red de servicios y procedimientos deben establecer líneas de trabajo coordinadas.

Sin una planificación y la falta de recursos, cualquier siniestro pequeño que sea, representa una amenaza para el patrimonio cultural y puede derivar en una catástrofe.

Links: